bancoagricola.com

Blog Bango Agrícola

Es el momento de los que superan sus límites por la victoria

Compartir:
Share
Share

Nos conocemos desde que estuvimos en el equipo de volleyball de nuestro colegio. El volleyball nos unió.

Quisimos participar en un Codicader, pero al principio no estaban muy convencidos de dejarnos. Fue hasta el año siguiente que nuestro entrenador nos dijo que podíamos ir representando nuestro colegio, pero que solo estaba disponible volleyball playa. Tuvimos solo un mes para entrenar y aún así, casi logramos el tercer lugar.

En ese momento fue que supimos que pertenecemos a esta rama. A partir de ese Codicader fue que empezamos a entrenar más. 

A medida fuimos creciendo cada vez era más difícil. Siempre tenemos que ver cómo equilibrar el tiempo con el trabajo, la familia, entre otras cosas, porque no vivimos, ni comemos de lo que hacemos en volleyball. No solo es el desgaste físico, sino también es mental.

Venimos por el compromiso que hemos adquirido y el amor al volleyball, pero sabiendo que no nos van a dar nada a cambio; los salvadoreños somos “aguerridos”, es decir, damos todo de nosotros siempre. Salimos adelante siempre con nuestro dinero y nuestro tiempo.

Aún así, nada nos ha detenido.

Somos las únicas que hemos conseguido oro en nuestra rama en el país. El año pasado en los juego Centroamericanos mayores, ganamos plata; fue la final más emocionante de nuestra carrera en playa. Y también hemos llegado a países como: Canadá, México, Estados Unidos, Cuba, Perú, entre otros.

Estamos tratando de alcanzar a nivel Centroamericano y del Caribe, este año, un quinto lugar; sería de mucho orgullo. Es difícil, pero lo podemos lograr.

El que nos salga bien las cosas en volleyball, nos hace felices, se siente como lo demás se va dando y acomodando solo, porque mucho de nuestro tiempo se centra en esto.

El Salvador está lleno de talento. Hay que apoyarlo.

María Fernanda Vargas Claros, 24 años; Kathya Beatriz Vásquez Menjívar, 25 años.