bancoagricola.com

Blog Bango Agrícola

Es el momento de los que cuidan el país

Compartir:
Share
Share

Yo siempre he sido una persona metódica en mis gastos, si no hubiera sido así no hubiera sido posible haber salido de la condición de pobreza extrema en la que viví de chiquita. Mi negocio lo empecé en aquel entonces con ¢5.

Mi negocio ahora es trabajar con la gente.

“A mis clientes trato de hacerles conciencia de no gastar más de lo que uno gana,

que deben de cuidar las cosas, que reciclen. Que cuiden el planeta.”

Si no cuidamos nuestro entorno, nuestro mismo hogar, cada día lo vamos deteriorando más, y las nuevas generaciones van a sufrir las consecuencias de los malos hábitos de la gente.

La gente puede pensar que uno lo hace por tacañería, pero no. Los recursos naturales se están acabando. También hay que hacer cosas por los demás; por las nuevas generaciones.

Las bolsas, por ejemplo, las enjuago si están sucias, luego las seco y se las llevo a mis clientes en el mercado. Siempre se alegran, porque hay ocasiones que hasta me dicen que con esas ya no van a tener que comprar las bolsas del día; quiérase o no, con ese se ahorran unos sus centavos y tanta bolsa tirada en la calle.

Me gustaría ver que la gente se decida cada vez más en reciclar; que se les forme el hábito. Quizá no lo hacen por su misma comodidad, piensan que es trabajo, pero es cuestión de costumbre.

“En mi caso, mi día a día, si veo tirados los papeles de la propaganda de comida los recojo,

al igual que las latas, plástico, y también hierro.”

Cuando se cocina, lo que sobra, si se puede lo voy agregando para hacer compostaje para mis plantas y siembra del jardín; los cascarones de huevo los machaco y ocupo de abono, desde que un agrónomo me dio el tip. Hago mascones para lavar trastes de los sacos plásticos, los botes plásticos que dan con comida quedan de uso diario y así. 

Aquí en la casa tratamos de reutilizar lo que se pueda, sino se recicla y se vende; también reciclamos la lluvia, el agua de la lav

adora para lavar baños u otros usos. El agua, de tomar, se está acabando; porque los ríos y océanos, por ejemplo tienen agua, pero contaminada en muchos casos.

Es muy bueno reciclar en todos los sentidos. Hasta con eso uno hace su ganancia cuando va a vender las cosas, aunque sea poquito”.

María Isabel Montes Zelaya, 78 años.