bancoagricola.com

Blog Bango Agrícola

¿Cómo llegar al día de pago?

Compartir:
Share
Share

Los últimos días antes de pago pueden ser una prueba difícil de superar. Cuando ya comienzas a contar los días que hacen falta y a hacer malabares para estirar tus últimos dólares en la cuenta, tu primer deseo en la lista es que el día de pago llegue lo antes posible.

Es normal que a veces sigues el presupuesto al pie de la letra, y otras gastas en imprevistos o gustos no planificados. Si te descontrolaste con los gastos, y necesitas llegar al fin de la quincena con poco dinero, tómate un respiro y presta atención a estas acciones que te salvarán la vida y te ayudarán a llegar al día de pago.

Ve al supermercado

Deja de comer afuera y mejor prepárate con una buena despensa. Si eres de las personas que no cocina mucho, incluye comida que puedas preparar fácilmente. Piensa en los tres tiempos de comida e incluye meriendas.

Evita los gastos hormiga

Olvídate de pasar comprando algo para el desayuno o ir por un postre o café después del almuerzo. Si sabes que tu cuenta no está en su mejor momento, apégate al plan. Aprovecha que ya fuiste al supermercado y lleva contigo tu propia merienda, además de cuidar tu bolsillo, comerás mucho mejor.

Evalúa tu medio de transporte

Si sabes que no puedes llenar por completo el tanque de tu carro o gastar en taxi, trata de evitar el tráfico lo más que puedas. Sal más temprano de tu casa o quédate avanzando en tu trabajo por la noche. Si tienes un compañero que vive cerca, ponte de acuerdo y compartan el gasto de gasolina. De esa forma minimizarás el gasto que haces en transporte. 

Pospone planes de ser necesario

Si tienes algo planeado y sabes que implica un gasto grande para ti, posponlo. Es mejor que pidas disculpas y lo compenses más adelante a que caigas en una deuda por algo que pudo esperar. Recuerda que la falta de liquidez que tienes en estos días es a causa de cómo administraste tu dinero. No vuelvas a caer en el mismo error.

Usa adecuadamente tus tarjetas de crédito

Ocupa tu tarjeta de crédito solo para gastos que realmente sean necesarios y mídete.  Recuerda que luego tendrás que pagarla el mes siguiente.

Estamos seguros que con estas ideas lo lograrás, pero recuerda que  lo más importante es que aprendas la lección y te organices con tus gastos. Disciplinarte y tener liquidez hasta el día de pago te llenará de tranquilidad y además, podrás resolver cualquier eventualidad que se te presente.