bancoagricola.com

Blog Bango Agrícola

Es el momento de los que regresan

Compartir:
Share
Share

“El año que me graduaba del colegio, fui a aplicar a Costa Rica para estudiar medicina. Así que al solo graduarme me mudé para allá.

Sentí una gran diferencia entre los costarricenses y los salvadoreños. Nosotros somo más alegres, amigables y siempre nos ayudamos entre nosotros. Por eso, creo que me costó bastante adaptarme. Aparte que también era mi primera vez viviendo sola; tenía que saber cómo organizar mi tiempo para estudiar, hacer las cosas de las casa y no colapsar.

De igual forma, uno siempre encuentra la forma.

Me siento muy salvadoreña en la parte de querer ayudar a la gente y soy muy alegre. Los salvadoreños somos bien trabajadores; se podía distinguir incluso con los salvadoreños que estudiabamos juntos. Cuando empezamos el hospital se notaba que siempre queríamos ayudar, o nos quedábamos sin que nos lo pidieran; en cambio los otros buscaban salir antes o buscar atajos.

“Incluso en la situación en la que vivimos, siempre buscamos salir adelante sea como sea. Y, a pesar de las adversidades uno puede ver el lado bueno de las cosas y salir adelante.”

Quisiera hacer una especialidad afuera, para luego formar parte del sistema de salud de acá con una mejor preparación. El querer ayudar a los otros me motiva a regresar siempre.

Me alegra ver cómo ha cambiado El Salvador. Se ven mejoras como en la estructura. Considero que la gente se está haciendo más consciente, como con el medio ambiente y el apoyo al desarrollo local, a los emprendedores, a reconocimientos que se han tenido a nivel internacional. Son pequeños pasos, pero así se avanza.

El estar lejos te cambia y aprendés un montón. En mi caso me ha servido para valorar la familia, tu hogar. Lo que siempre va a estar a pesar de cualquier cosa, a pesar de cualquier cosa que decidás, siempre te van a apoyar.

Mi momento más feliz es volver a la casa, volver a estar con tu familia.”

María Rebeca Ávila González, 26 años.